Instagram  Facebook  Twitter  YouTube

San Miguel, 7 de mayo de 2015. Transformar y mejorar la calidad de vida de los estudiantes de El Salvador es un compromiso para Banco Agrícola, su modelo de banca va más allá del enfoque financiero, sino también construir día a día una banca más humana. Y es en este tipo de situaciones como en el Complejo Educativo Ofelia Herrera que la Banca más Humana se pone en acción a través de su programa de Responsabilidad Social Empresarial “Manos Unidas por El Salvador”.

Manos Unidas por El Salvador deja su huella esta vez en uno de los centros educativos de la perla de oriente, se trata del Complejo Educativo Ofelia Herrera, en San Miguel, donde la remodelación de sus pasillos y salones de clases han sido el inicio y trayecto de la educación para muchos migueleños.

Pero en la Ofelia Herrera, como es comúnmente llamada, siempre hizo falta algo de mucha importancia, un techo que cubriera de la lluvia y el sol en el área de recreo. Con el invierno los alumnos se alojaban en los corredores para cubrirse de la lluvia, perdiendo el momento de su receso de clases, y con los fuertes rayos del sol difícilmente podían realizar sus actividades culturales. 

“En Banco Agrícola somos incluyentes y luego de recibir la solicitud de este complejo educativo, nos unimos con otros aliados estratégicos, como el comité del complejo escolar, ex alumnos de la Ofelia Herrera y el Ministerio de Educación, logrando así el monto total para cumplir el sueño más esperado por más de 50 años, contar con el techado de su plaza cívica, beneficiando a más de 2,600 alumnos, de manera que las palabras se quedan cortas para expresar la alegría y satisfacción que esta obra nos deja”, expresó Joaquin Rivas Boschma, Gerente de Comunicaciones Banco Agrícola

Banco Agrícola está trabajando por ser una banca diferente, donde el centro son las personas, quiere ser un componente de cambio no solo en las comunidades educativas, sino también en la comunidad en general, es por ello que este Complejo Educativo, también recibió Talleres de Habilidades para la Vida, los cuales mejoraron las relaciones entre los docentes y los alumnos, y Educación Financiera, para un mejor manejo en el presupuesto económico personal.